Pascua-Lama

Pascua-Lama es el primer proyecto minero binacional del mundo y consiste en desarrollar una mina que comparten Chile y Argentina

Martes 11 de septiembre de 2018

Se trata de una mina de oro y plata a rajo abierto, ubicada a más de 4.000 metros de altura en la frontera de Chile con Argentina (entre los 3.800 y los 5.200 metros).

En Chile, Pascua se ubica en la provincia del Huasco, región de Atacama; mientras que Lama se sitúa en la provincia de San Juan, por el lado argentino.

Durante el cuarto trimestre de 2013, Barrick anunció la desaceleración temporal de la construcción en su proyecto Pascua-Lama. El plan de desaceleración se está cumpliendo en los tiempos estimados. La compañía espera incurrir en costos de alrededor de US$300 millones en 2014 por la desaceleración y las obligaciones ambientales y sociales.

La decisión de reiniciar el ritmo de construcción dependerá de una mejor economía y de una menor incertidumbre en relación a los requerimientos legales y regulatorios en Chile. El desarrollo restante tendrá lugar en distintas etapas con programas de trabajo y presupuestos específicos. Este enfoque facilitará una planificación y una ejecución más eficiente y un mejor control de costos. En el inter tanto, Barrick indagará oportunidades para mejorar los retornos ajustados a riesgos del proyecto, que incluyen alianzas estratégicas o royalties o acuerdos que generan ingresos.

Historia del Proyecto

El primer registro de actividades de exploración minera en la zona es de 1977.

En ese año, los geólogos de Compañía Minera San José, filial de St. Joe Minerals, recolectaron muestras geoquímicas de la superficie y llevaron a cabo mediciones geofísicas. Durante la década de los '80, las exploraciones continuaron y en 1987 la compañía australiana Bond Gold International adquirió Compañía Minera San José, pero luego de dos años todos estos activos pasaron a manos de la compañía canadiense LAC Minerals.

El programa de exploraciones continuó y en 1993 LAC Minerals comenzó estudios de línea de base ambiental y factibilidad. En 1994, Barrick adquirió los activos de LAC Minerals. En ese entonces, el yacimiento era relativamente pequeño, con menos de 2 millones de onzas de oro y confinado al territorio chileno. Sin embargo, durante los años '90 la empresa continuó con el programa de exploraciones, extendiéndolo a territorio argentino y aumentando las reservas hasta que, a fines de la década, llegó a ser uno de los proyectos de oro más grandes del mundo. Fue entonces cuando se le llamó Pascua-Lama, para reconocer así su carácter binacional.

El Tratado de Integración y Complementación Minera, celebrado entre Chile y Argentina en diciembre de 1997, y ratificado por ley nacional por ambos gobiernos en el 2000, fijó el marco legal para el desarrollo de la minería a través de la frontera.

En agosto de 2004 ambos países firmaron el Protocolo Adicional Específico al Tratado de Integración y Complementación Minera para el Proyecto Pascua-Lama, que define el área donde son aplicables sus disposiciones, conocida como Área de Operaciones o Área de Protocolo. Según establecen estas bases, en cada país se habilitará un puesto de control fronterizo para acceder a esas zonas.

En 2001, las autoridades chilenas aprobaron el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que presentó Barrick, pero debido a condiciones externas la iniciativa se postergó hasta 2004, cuando se retomó la idea de desarrollarla. Hubo algunas modificaciones y, por lo mismo, se presentó un nuevo EIA, que fue aprobado en Chile a mediados de febrero de 2006, de acuerdo con la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) 024/2006.

En tanto, las autoridades argentinas aprobaron el 5 de diciembre de 2006 el Informe de Impacto Ambiental (IIA).

Top